sábado, 7 de octubre de 2017

La transformación-Franz Kafka (2)



*Esta reseña apareció en Mi Nueva Edad:

https://www.minuevaedad.com/actualidad/2017/10/4/el-libro-del-mes-la-trasformacion-de-franz-kafka/

El Gran Clásico que siempre vuelve

Parece que fue Mark Twain quién acuñó esta definición sobre lo que es un clásico literario: “un libro del que todo el mundo habla pero que no ha leído”. Puede que tenga razón y, por eso, Mi Nueva Edad trae como recomendación uno de esos clásicos entre los clásicos para que si todavía hay quién no lo ha leído (aunque hable de él), pueda solucionar el asunto con una edición nueva de La transformación, de Franz Kafka.
¡Eh, un momento! ¿La transformación? Jamás hemos oído que Kafka escribiera semejante cosa… En efecto, la primera de las novedades que presenta esta edición que acaba de llevar a cabo la editorial Navona, es haberle dado el título que desde hace mucho tiempo los kafkianos reclamábamos. Como muy bien afirma Xandru Fernández, el traductor y autor de un pequeño prólogo, si Kafka hubiera querido llamarlo La metamorfosis, pues lo hubiera titulado así, Die Metamorphose, pero lo que hizo fue llamarlo Die Verwandlung, es decir: La transformación. No podemos olvidar que cuando Gregorio Samsa despierta, después de un sueño intranquilo, ya se ha convertido en un insecto. Una metamorfosis tendría mucho de proceso en marcha, y tal vez asistiríamos al cambio progresivo de Gregorio desde su estado humano hasta alcanzar la forma del bicho en cuestión… Sin embargo, la narración comienza in media res, esto es, cuando ya se ha transformado y sin que podamos entender cómo.
O quizás sí que podemos comprenderlo…, si dejamos de leer el texto inmortal de Kafka como una simple historieta de ciencia ficción. Es cierto que todas las obras admiten diferentes lecturas, en mayor o en menor profundidad, pero es imposible abstraerse al tremendo carácter simbólico de La transformación. Toda la historia es una metáfora de la incomunicación del individuo, del sentimiento de aplastamiento y angustia, terribles circunstancias que van más allá de si Gregorio es un escarabajo o una cucaracha. Esto ya lo he explicado en mi cuenta de Instagram, @literatura_instantanea, y podéis echarle un vistazo si os interesa.
De esta manera, entendiendo el relato de Kafka como algo simbólico, podemos darle todo el sentido que necesita la historia. Si después, nos apetece pensar que, en efecto, Samsa ha mutado misteriosa y terriblemente en una cucaracha, somos libres de hacerlo, siempre que primero entendamos que la transformación nauseabunda se ha producido, realmente, en el interior del hombre, y que ese hombre es un protagonista, además, colectivo: nos representa a todos nosotros. Si os interesa una interpretación más profunda de las muchas lecturas que se pueden hacer del texto, aquí os dejo un enlace a un trabajo mío:
Es un momento perfecto para adentrarse en este relato que lleva ciento dos años provocando pesadillas, misterios y rechazos en los lectores. La editorial Navona lo ha publicado dentro de su colección Ineludibles, que presenta los clásicos rejuvenecidos en nuevas traducciones y con una edición sobria y agradable; sin duda, una mirada fresca sobre el Gran Clásico del escritor atormentado, que continúa impactando como al principio, cuando heló el espinazo a los pocos que pudieron leerla por entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario